“Un programa privativo hay que verlo como un ejemplo de injusticia”

Entrevista con Richard Stallman sobre la libertad.

Comencemos, como introducción, por establecer la diferencia entre dos proyectos: GNU y Linux; se los suele confundir con uno solo. Claramente no es así, tanto desde lo técnico como desde lo filosófico.

Cuando se habla de Linux se refiere al núcleo de una computadora y a GNU nos referimos al sistema operativo. Pensemos en el sistema operativo como el conjunto de programas; y, el núcleo el que permite la interacción entre el hardware y los programas. ¿Otro ejemplo? Pensemos en un auto. Tiene todas sus partes construidas, los mejores asientos, frenos de última generación. Pero no tiene motor. ¿Funcionará el auto? Por supuesto que no. El auto necesita motor, así como el sistema operativo necesita un núcleo.

El proyecto GNU nace con el objetivo de crear un sistema operativo totalmente libre. Libre, al menos desde la mirada de la Free Software Fundation, significa que el sistema respeta la libertad del usuario. Richard Stallman establece 4 libertades que debe tener un programa para considerarse libre. Lee un poco más sobre la diferencia entre Software Libre y el Código Abierto.

Me propuse indagar un poco más en la filosofía del Software Libre. En este sentido, todas la épocas han tenido sus protagonistas. Hombres y mujeres, de las más diversas disciplinas, que en el completo anonimato, o en la más pública de las acciones, han jugado un rol fundamental en el famoso “cambio de época”. Richard Stallamn es una de esas personas que contribuyó desde un principio a la construcción de un nuevo paradigma en cuanto al uso de las tecnologías.

Richard, si tendría que definir el Software Libre en no más de un párrafo ¿Qué diría?

El software libre es el software que respeta la libertad y la comunidad de los usuarios. (Esta libertad incluye la privacidad). Los usuarios de un programa libre tienen el control de lo mismo, entonces suele hacer lo que ellos quieran. Si un programa no es libre, entonces priva de su libertad a sus usuarios. No tienen el control del programa; por contrario, el programa tiene el control de ellos y su dueño tiene el control del programa. Entonces es un instrumento del poder injusto del dueño sobre los usuarios. El software privativo es injusto; por una sociedad libre, hay que acabar con él.

¿Se puede aplicar la filosofía del Software Libre como estilo de vida? Es decir, ¿fuera del ámbito de la informática?

La idea de libertad es mucho más amplia que la sola informática, pero tiene varias formas según el campo de la vida y el asunto. Esta forma de libertad se extiende a todas las obras concebidas para el uso práctico, es decir, las obras de propósito funcional. Estas obras incluyen los programas, las recetas de cocina, las obras educativas, las obras de referencia, las fuentes tipográficas para formatear párrafos de texto, los padrones para coser ropa, los padrones 3D para imprimir objetos de uso práctico, y quizás otras.

¿Qué mensaje le dejaría a todos aquellos que promueven, difunden el Software Libre?

Que no acepten ningún programa privativo (no libre) como legítimo. Reemplazar un programa privativo por software libre puede costar años de trabajo, sobre todo cuando hace falta la ingeniería inversa. Pero hay que reconocer el programa privativo como un ejemplo de injusticia, y evitar su uso hasta tener el reemplazo.

Más información

 

Deja un comentario